La sanidad privada puede descargar a la pública

¿Es realmente insostenible el sistema sanitario público? ¿Continuará siendo gratuito?

Con las últimas noticias de ajustes en la sanidad pública cada vez parece más claro que la reforma sanitaria puede fijar las pautas sobre la continuidad de la sanidad privada como complemento o como sustituto de la pública.

Leemos en un artículo que el ministro de Economía apuesta por establecer un pago progresivo en función de las rentas por las prestaciones sanitarias, insistiendo en que es necesario valorar si un ciudadano que supera la renta de 100.000 euros anuales debe tener derechos a una sanidad gratuita. Coincide de esta manera con el sector sanitario privado.

En este sentido, según el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) actualmente existen 477 hospitales que pertenecen al sector privado, lo que representa el 51% del total de los centros hospitalarios en España.

Fuente: www.madrid2noticias.com/n-8761-703-Sanidad_privada_como_descarga_publica

Parece que ante los recursos de la sanidad privada y su predisposición a tratar de descargar la sanidad pública, la sanidad privada puede adquirir un mayor protagonismo, de momento como complemento de la sanidad pública. Ya sea descongestionando las listas de espera, como a nivel de ahorro, ya que posiblemente los pacientes con seguros médicos utilizarían menos la sanidad pública.

Veremos como avanzan las reformas y como se organiza el tema de la asistencia sanitaria gratuita, o la necesidad de utilizar el seguro médico privado como complemento e incluso como sustituto de esta asistencia sanitaria pública.

Anuncios

El debate por la sanidad privada

¿Nos decidimos por la sanidad privada?

Tal como comentamos en un artículo anterior, el debate por la sanidad privada está en la calle, entre amigos y familiares que no se acaban de decidir a contratar un seguro médico por el elevado coste, y la situación económica actual.

Si bien un seguro médico privado es caro, tiene ventajas frente a la Sanidad Pública, como puede ser la ausencia de listas de espera, y la rapidez de las pruebas médicas. Además de las propias ventajas derivadas del concepto de seguro de salud privado, en el que la sanidad privada busca la calidad de vida del paciente, por ejemplo con una habitación individual en caso de ingreso hospitalario, por poner un ejemplo.

En la sanidad pública, en cambio, tal vez existan más listas de espera, y las condiciones en ocasiones no son tan buenas, pero en caso de enfermedades complicadas o de larga duración tal vez la atención sanitaria recibida sea de mayor calidad. Ya que las inversiones en equipos médicos para este tipo de operaciones o tratamientos es muy caro, y por tanto puede no salir rentable para los seguros médicos privados.

En cualquier caso, todo el mundo tiene experiencias positivas en uno y otro sentido, tanto amigos como familiares, y al final si tienes un seguro médico privado puedes acabar decidiendo entre un modelo u otro en función de tus necesidades.

¿Qué opinas de la doble cobertura sanidad pública – sanidad privada?